Salud Mental de los colaboradores se proyecta como un ítem permanente a considerar al interior de las organizaciones

Publicado en May 7, 2021

Salud Mental de los colaboradores se proyecta como un ítem permanente a considerar al interior de las organizaciones
  •  Asimismo, el Estudio que convocó a 176 organizaciones, tanto públicas como privadas y de todos los sectores económicos, también muestra que los colaboradores que han sufrido un mayor deterioro emocional y dificultades para realizar su trabajo a distancia han sido quienes tienen hijos menores de 9 años (79%), seguidos de aquellos que tienen personas dependientes a su cargo, ya sean adultos mayores o en situación de discapacidad (51%), en opinión de los consultados.

 

La Salud Mental de las personas fue una prioridad dentro de las organizaciones durante el 2020 y lo seguirá siendo el 2021, proyectándose como un ítem permanente en la asignación de recursos en el área de RR.HH. Esta es una de las principales conclusiones del 2º Estudio Buenas Prácticas Laborales para la Salud Mental en tiempos de COVID-19, elaborado por el departamento de Estudios de Fundación Chile Unido.

 Es así como antes de la pandemia, la Salud Mental de los colaboradores era un tema prioritario para la mitad de las organizaciones (50%). La llegada de la pandemia marca un antes y un después, aumentando su priorización en un total de 41 puntos porcentuales. En consecuencia, al cierre del segundo semestre de 2020, el 91% de las empresas y organismos públicos encuestados afirmó que la Salud Mental de los colaboradores es un tema prioritario o muy prioritario.

 

El estudio convocó a un grupo amplio de 176 organizaciones, tanto privadas (81%) como públicas (19%), con presencia nacional (73%) y multinacional (27%), de diversos tamaños y transversal a los sectores de la economía. La magnitud que ha ido adquiriendo la pandemia por el coronavirus desde finales de 2019 y sus consecuencias en la vida de las personas y en el funcionamiento de las organizaciones, está provocando -según expertos nacionales e internacionales- una crisis en la Salud Mental, “de ahí la importancia que las empresas y servicios públicos, que tienen un rol preponderante en la vida de sus colaboradores, posicionen la Salud Mental y el Bienestar de las personas en las definiciones estratégicas de la organización, materializándose en una estrategia que alinee estos temas con el propósito y valores corporativos, asignándole un presupuesto, implementando medidas y generando las condiciones necesarias para que las personas puedan hacer uso de ellas”, explica Verónica Hoffmann, Directora Ejecutiva de Fundación Chile Unido.

Paralelamente, las acciones y desafíos de la Salud Mental pasan a ser un tema muy importante en RR.HH., lo que conlleva la asignación de recursos específicos para este ítem. Durante el primer semestre del 2020 se observó que el 83% de las organizaciones tenía asignado un presupuesto en este ámbito. El segundo semestre esta asignación se elevó a un 85% de las organizaciones y para el 2021, el 89% de los consultados afirmó tener un presupuesto para la Salud Mental.

 

IMPACTOS POSITIVOS EN INDICADORES DE CAPITAL HUMANO

El Estudio indagó acerca de los impactos que han tenido las medidas adoptadas por las organizaciones en  indicadores de capital humanos, tales como  el clima laboral, el compromiso de los colaboradores con la organización el 2020, la satisfacción con las medidas entregadas para apoyar la Salud, la Salud Mental y el Trabajo a distancia/Teletrabajo.

“En general, sus resultados fueron bastante positivos”, indica la Directora de Estudios, ya que un 88% de las entidades participantes declararon presentar un buen clima laboral, y un 92%, adecuados niveles de compromiso de sus trabajadores.

Estos indicadores fueron aún mejores en las instituciones que mantuvieron un presupuesto para la Salud Mental durante el segundo semestre 2020 y lograron la satisfacción de los colaboradores con las ayudas entregadas en este ámbito. Así el 100% de las organizaciones donde se observaron estos dos supuestos, afirmaron tener adecuados niveles de compromiso y el 97% declaró presentar un buen clima organizacional.

En cuanto a la evaluación de los colaboradores con las medidas implementadas por la organización, un 92% de las instituciones señaló que sus trabajadores manifestaron satisfacción con las acciones realizadas por el COVID-19; un 84% con las ayudas para el Trabajo a distancia/ Teletrabajo y un 79% con las medidas para la Salud Mental.

 

PRINCIPALES PREOCUPACIONES DE LOS COLABORADORES

 ¿Cuáles son las preocupaciones de los colaboradores en este tiempo de pandemia? fue una de las interrogantes en esta medición, a la cual los líderes de RR.HH. mencionaron que las tres principales preocupaciones que le han manifestado las personas se asocian a temas de Salud Mental y Trabajo a distancia/Teletrabajo. Así el 89% afirma que sus colaboradores han demostrado un deterioro emocional y un 69% problemas de Salud Mental. Por su parte, un 57% de las organizaciones afirma que sus trabajadores han tenido dificultades para trabajar desde la casa.

“Destacamos que los colaboradores que han sufrido un mayor deterioro emocional y dificultades para realizar su trabajo a distancia han sido quienes tienen hijos menores de 9 años (79%). Seguidos de aquellos que tienen personas dependientes a su cargo, ya sean adultos mayores o en situación de discapacidad (51%), en opinión de los líderes de RR.HH.”, señala Catalina Delpiano, Directora de Estudios de la institución, añadiendo que por otro lado, existen nuevas preocupaciones asociadas al retorno al trabajo presencial, siendo las más importantes el miedo al contagio en el transporte público (79%) y en el lugar de trabajo (64%), además de la dificultad de retornar por tener que cuidar a niños, adultos mayores u otras personas dependientes (74%).

Con el propósito de cuidar y apoyar la salud y el bienestar de los colaboradores las organizaciones han implementado diversas medidas. De las 34 consultadas por este Estudio en materia de Salud Mental, Teletrabajo y a nivel organizacional, se destaca la entrega de infografías y consejos prácticos para la Salud Mental (84%), canales de comunicación bidireccionales entre los colaboradores y las gerencias (84%) y charlas y asesorías para integrar mejor trabajo y vida personal (80%).

Para facilitar el teletrabajo y trabajo a distancia, las más frecuentes fueron la adecuación de beneficios para personas con trabajo a distancia (81%) y la flexibilización de horarios para equilibrar mejor trabajo y vida personal (80%). A nivel organizacional destacaron las campañas para informar la situación de la organización (95%), comunicaciones periódicas desde la alta gerencia para informar medidas adoptadas por motivo de la pandemia (93%) y cápsulas informativas (89%).

Desde la experiencia de Fundación Chile Unido acompañando desde hace 18 años a las organizaciones públicas y privadas en sus políticas de Conciliación Vida Personal y Trabajo y brindando apoyo psicológico a los colaboradores, “podemos afirmar que cuidar y apoyar la Salud Mental y el Bienestar de las personas es fundamental para salir adelante tras la pandemia por COVID-19. Es un desafío que tenemos entre todos y en conjunto por una sociedad más sana, más humana y más feliz”, concluye Verónica Hoffmann.

Para descargar el Informe del 2º Estudio Buenas Prácticas Laborales para la Salud Mental en tiempos de COVID-19 haga clic aquí

 

 

Relacionados

Tags

Compartir