Estudio Buenas Prácticas Laborales para la Salud Mental en tiempos de COVID-19

Publicado en Ago 3, 2020

Estudio Buenas Prácticas Laborales para la Salud Mental en tiempos de COVID-19

Según el Estudio Buenas Prácticas Laborales para la Salud Mental en tiempos de COVID-19, elaborado por el Departamento de Estudios de la Fundación Chile Unido, el 35% de las organizaciones que han invertido mayores recursos en la salud mental de sus colaboradores durante la pandemia han mejorado y aumentado el desempeño de su equipo.

El documento convocó a un grupo amplio de 186 organizaciones, tanto privadas (80%) como públicas (20%), con presencia nacional (73%) y multinacional (27%), de diversos tamaños y transversal a los sectores de la economía, y esta es una de sus conclusiones.

Así por ejemplo, un 27% de los líderes de RR.HH. encuestados considera que ha aumentado el rendimiento de los equipos de trabajo durante este tiempo de pandemia, mientras que un 49% de los consultados señaló que se había mantenido, lo cual se considera positivo dado que solo 1 de cada 4 organizaciones expresó que disminuyó la productividad de sus equipos.

 

 

Las principales medidas que implementaron las organizaciones con mejor rendimiento de sus equipos han sido, además del teletrabajo, establecer un canal de comunicación especial para atender requerimientos de sus colaboradores (39%), encuestas para conocer cómo están sus colaboradores (39%), y consejos para el manejo del estrés y la ansiedad (36%).

 

 

“Los hallazgos de este Estudio dan cuenta de la relevancia que ha cobrado la Salud Mental estos últimos meses, movilizando a las organizaciones a destinar mayores recursos e incorporar nuevos beneficios que han incidido positivamente en el bienestar de las personas y en la productividad de los equipos”, explica Verónica Hoffmann, Directora Ejecutiva de Fundación Chile Unido. En ese sentido, añade “esperamos que este Informe sea un aporte constructivo para seguir fortaleciendo los programas de ayuda a los trabajadores”.

Desde la experiencia de Fundación Chile Unido acompañando desde hace 17 años a las organizaciones en sus políticas de Conciliación Vida Personal y Trabajo y brindando apoyo psicológico a los colaboradores, “podemos afirmar que cuidar y apoyar la Salud Mental y el Bienestar de las personas es fundamental para salir adelante tras la pandemia por COVID-19. Es un desafío que tenemos entre todos y en conjunto por una sociedad más sana, más humana y más feliz”, señala la Directora Ejecutiva.

 

OTRAS CONCLUSIONES

La Salud Mental de las personas es una prioridad dentro de las organizaciones y con la pandemia por COVID-19 ha cobrado aún más importancia y se le ha asignado mayores recursos. Esta es otra de las principales conclusiones del Estudio elaborado por la ONG durante el pasado mes de junio, dando a conocer que antes de la pandemia, la Salud Mental de los colaboradores era un tema prioritario para más de la mitad de las organizaciones (60%). “Con la llegada del COVID-19 vemos que cobra aún más relevancia, siendo un 83% las organizaciones que mencionan que la Salud Mental de los colaboradores es prioritaria o muy prioritaria actualmente”, declara Catalina Delpiano, directora de Estudios de Fundación Chile Unido.

 

De esta forma, la llegada de la pandemia movilizó a un 73% de las organizaciones a destinar recursos para ir en ayuda de la Salud Mental y el Bienestar de sus colaboradores. De ellas, un 30% aumentó su presupuesto inicial para este tema, un 35% lo mantuvo y solo un 8% lo redujo.

 Otro ítem a destacar, explica Delpiano, es la flexibilidad de los equipos de Recursos Humanos para implementar diversas prácticas que ayuden positivamente a sus colaboradores en lo que respecta a la Salud Mental, “lo que da cuenta de la creatividad y motivación de las áreas de Recursos Humanos por brindar ayudas concretas y pertinentes a la realidad particular de sus colaboradores y de sus organizaciones”, señala.

De las 19 medidas que se consultaron en este Estudio para promover específicamente la Salud Mental y el Bienestar de los colaboradores, el 100% ya se ofrecía antes de la pandemia y con su llegada aumentaron su presencia. Es así, que actualmente el 95% de las empresas y servicios públicos están implementando el Teletrabajo, un 85% ha flexibilizado los horarios de trabajo para compatibilizarlo con las actividades en la casa y un 78% ha implementado programas preventivos y de cuidado de la salud.

A su vez, las medidas más incorporadas durante estos últimos meses con motivo del COVID-19 son las encuestas y/o llamados telefónicos para saber de los colaboradores (53%), consejos para el manejo del estrés y la ansiedad (46%), charlas y recomendaciones para una mejor conciliación de la vida laboral y personal (41) y brindar apoyo psicológico a través de plataformas digitales (39%).

 

Por último, con respecto al futuro, los equipos de RR.HH. declaran que la Salud Mental seguirá teniendo protagonismo en las Políticas de Recursos Humanos. Las 186 organizaciones consultadas señalaron medidas que implementarán luego de pasada la pandemia y más del 60% mencionó al menos tres iniciativas concretas. En este sentido,  un 44% de las medidas mencionadas corresponden al ámbito de la Salud Mental y Bienestar, le siguen con un 29% las iniciativas para fortalecer el teletrabajo, apoyar a las jefaturas, flexibilizar horarios y otras acciones de índole laboral. Fortalecer las comunicaciones, el clima, el engagement y otras medidas a nivel de la organización concentran el 12% de las iniciativas a futuro, y finalmente, las acciones por el COVID-19 quedan desplazadas al último lugar (11%) y tan solo un 4% de las organizaciones no señala ninguna acción a futuro, puesto que están abocada un 100% a superar la contingencia actual.

 

La pandemia ha impactado en la vida de las personas y en el funcionamiento de las organizaciones a nivel mundial y nacional, y “sí bien en nuestro país los esfuerzos se han centrado en preservar la vida de las personas, permitir la continuidad operacional de las industrias que brindan bienes y servicios esenciales para las personas y establecer cuarentenas prolongadas para evitar la propagación de la pandemia, entre otras acciones, implementar medidas para cuidar y apoyar la Salud Mental de las personas son fundamentales en esta época, así lo dicen los expertos, y así lo hemos podido evidenciar con los resultados de este estudio”, dice Verónica Hoffmann.

 

Para descargar el Informe Estudio Buenas Prácticas Laborales para la Salud Mental en tiempos de COVID-19, haga clic  aquí o en la portada del documento